Consejos para el mantenimiento de tu silla de oficina

mantenimiento-silla-oficina

Todos nos preocupamos por el mantenimiento de nuestro automóvil o de los elementos del hogar, pero a menudo olvidamos el mantenimiento de algo tan importante como nuestra silla de oficina.

Como todo mobiliario, nuestra silla requiere de un mantenimiento cuidadoso. Las sillas de oficina sufren mucho desgaste. La carga continua de peso que soporta y el movimiento, aflojan sus componentes. La acumulación de suciedad y polvo en la silla también interfiere con la forma en que se mueve.

Puede sonar evidente, pero si quieres sacar el máximo provecho de tu silla, debes cuidarla adecuadamente. ¡La silla de Claudia te enseña cómo!

Si bien la compra de una nueva silla te permite conseguir el último modelo del mercado, si notas desgaste o rotura en las piezas, puedes repararlas o adquirir repuestos que dejarán tu silla como nueva.

Si necesitas nuevas piezas para sillas de oficina y confías en ti mismo para arreglarlas, La silla de Claudia te ofrece todo tipo de repuestos de calidad válidos para todas las sillas del mercado con envío gratis en 24 horas.

Ruedas, bases, pistones; reemplaza tus antiguas piezas por otras nuevas de calidad a precio de fábrica.

Si el problema es más complejo, nuestro equipo de especialistas puede ayudarte. Damos soporte desde diferentes vías, incluida WhatsApp. ¡No lo dudes y ponte en contacto con nosotrosTe atenderemos encantados.

¿Cómo recuperar mi silla de oficina?

Normalmente, se puede corregir el mal funcionamiento de una silla ergonómica con unas sencillas acciones.

Recuerda que nunca debes ignorar problemas menores, ya que pueden causar molestias al sentarse e incluso derivar en problemas de salud.

En la mayoría de los casos, los pequeños problemas no requieren la asistencia de un profesional. Con herramientas simples puedes reparar fácilmente la mayoría de sillas.

En circunstancias generales, se debe realizar un mantenimiento al menos en un intervalo de 6 meses. Si hay problemas repentinos, deben ser atendidos de inmediato.

Puedes cuidar de tu silla de oficina de la siguientes maneras:

Limpia regularmente

La limpieza de las sillas de forma regular es imprescindible.

No importa de qué material estén compuestas, una buena aspiración semanal ayudará a eliminar el polvo y la mugre acumulados en la silla.

Mientras usas una aspiradora, asegúrate de que los accesorios no dañen ni arañen la silla. Asegúrese de mantener baja la succión. Esto evitará marcas duraderas en la silla.

Puedes conocer más sobre las claves para limpiar tu silla de escritorio en nuestro anterior post.

Consigue que las ruedas se deslicen perfectamente

Las ruedas son otra parte importante de las sillas. Cada día que pasa, las ruedas de tu silla de oficina se encuentran con mucha suciedad y polvo de tus zapatos, de la alfombra, de tu cabello o de tu comida del almuerzo.

Todas estas cosas quedan atrapadas lenta y constantemente en tus ruedas. Esto obstruye aún más la movilidad de las sillas y se convierte en un verdadero problema.

Gira la silla, desmonta las ruedas y elimina la suciedad con una aspiradora y/o soplando aire comprimido. También puedes optar por limpiarlas con un paño seco o, si las notas húmedas, utilizar papel absorbente. Cuando estén limpias, lubrícalas para asegurar que giran suavemente.

Si las ruedas ya no te sirven por contar con grandes desperfectos, debes cambiarlas por unas nuevas.

Sustituir las ruedas de una silla giratoria de oficina o escritorio es realmente sencillo y barato, , pero te dejamos una guía de como hacerlo de la forma más rápida:

Retira las ruedas viejas sujetando la base y tirando de ellas.

Si las ruedas no salen con facilidad, podemos golpearlas levemente con un martillo u otra herramienta. En ocasiones, cuando retiramos las antiguas ruedas se queda dentro de la base el perno metálico. Podemos sacarlo fácilmente con un alicates.

Puedes conseguir las ruedas de repuesto del vídeo y otras variedades en nuestra tienda online.

Contamos con ruedas perfectas para suelos de losa y otras recomendables para parquet o tarima. Ambos tipos son ruedas universales que se adaptarán a tu silla perfectamente.

Aprieta los tornillos y pernos

Deberás revisar minuciosamente tu silla para asegurarte de que todos los tornillos y pernos están apretados, incluidos los tornillos que sujetan los brazos, el asiento y el respaldo, así como cualquiera de los mecanismos de la silla. 

Para apretar los tornillos, simplemente gíralos en el sentido de las agujas del reloj usando las mismas herramientas que usaste durante el ensamblaje. Al hacer esto, ten cuidado de no apretar demasiado los tornillos porque lo último que deseas hacer es pelarlos.

Precauciones

  • Evita la luz solar directa: el color se desvanecerá, el cuero puede sufrir cuando está permanentemente expuesto a la luz solar.
  • Sudor: cuando hace calor en verano o después de un emocionante partido, el exceso de sudor puede manchar tu silla. Limpia con un paño o en verano siéntese sobre una toalla.

¿Por qué mi silla continúa hundiéndose?

Incluso después de apretar los tornillos, si tu silla de oficina no permanece en su lugar, podría ser una indicación de que tendrás que reemplazar el pistón de gas.

Retirar el pistón no es tarea difícil. Puedes realizar la extracción e inserción tú mismo, siguiendo simples pasos:

Recomendamos:

  • Encuentra un espacio de trabajo adecuado

Coloca una lona o periódicos para proteger el área en la que trabajarás si no quieres arriesgarte a dejar manchas de grasa o arañazos en la superficie de trabajo.

  • Retira el pistón de gas
  1. Quitamos la base golpeando el pistón sin tocar la parte central. 
  2. Quitamos el pistón golpeando la parte metálica del mecanismo de la silla (si la elevamos en el aire será más fácil).
  3. Colocamos el pistón nuevo. La mejor manera es colocando la base en el suelo.
  • Prueba tu silla

Siéntate en tu silla y asegúrate de que responde correctamente para luego ajustarla a la altura deseada (¡esta vez se mantendrá en su sitio!).

¿Dónde puedes comprar un nuevo pistón de gas?

Si quieres asegurarte de tener un producto de calidad alta que cumpla con las especificaciones de la silla, ¡estás en la tienda online correcta!

Es importante comprar el pistón perfecto, ya que al elegir el erróneo este puede ser demasiado débil o el mecanismo de elevación puede no funcionar según lo previsto.

Si necesitas consejo, podemos asesorarte sobre el pistón que necesitas y ofrecerte uno de los nuestros, ¡no te arrepentirás!

Pensamientos finales

Al seguir estos simples pasos para el mantenimiento, puedes asegurar que tu silla de oficina se verá mejor, funcionará mejor y durará más, por lo que obtendrás el máximo retorno de tu inversión. 

Es posible que escuches o leas que ciertas sillas no necesitan mantenimiento, pero ¿por qué arriesgarse cuando puedes realizarlo en minutos?

¿Qué tipo de mantenimiento realizas en tu silla de oficina? ¿Tienes algún consejo o truco para que tus sillas estén lo mejor posible? ¡Comparte tu experiencia con nosotros!

¿Necesitas ayuda? No seas tímid@ y escríbenos un WhatsApp. ¡Te ayudamos!