Seguro que en algún momento de tu vida has sufrido dolor de espalda y si no, probablemente llegues a tenerlo (aunque puede que no si sigues los consejos del post).  El dolor en la parte lumbar de la espalda es probablemente el más frecuente, aunque esta dolencia puede aparecer a lo largo de toda la columna.

Y es que la mayoría de personas nos pasamos 8 horas o más sentados delante de un escritorio por lo que es imprescindible que tengamos una silla correctamente ajustada y que mantenga nuestra espalda en una postura adecuada.

Una mala postura puede repercutir de manera directa en tu salud. Además, permanecer mucho tiempo encorvado puede debilitar tu columna, reducir tu flexibilidad e incluso afectar a tu equilibrio.

Así es como debes sentarte

como-sentarse-bien
  •  Aségurate de que tu espalda está totalmente apoyada. Si vas a estar mucho tiempo sentado en tu silla asegúrate de que esta cuente con un respaldo completo y un soporte lumbar ajustable que pueda soportar la curva de las lumbares. La silla debe ser firme para que sujete tu espalda, por lo que es recomendable que evites los respaldos blandos.

 

  • Mantén los codos lo más pegados al cuerpo que sea posible. Estos deben estar doblados entre 90 y 120 grados y apoyados en los reposabrazos de la silla o en su defecto, en el escritorio. Lo ideal es que los reposabrazos sean regulables para que puedan pasar por debajo de la mesa cuando necesites acercarte.

 

  • Apoya los pies en el suelo. Los pies deben estar apoyados cómodamente en el suelo para conseguir una posición natural. Los muslos y las caderas deben ir paralelos al suelo y las rodillas dobladas unos 90 grados. Ajusta la altura de la silla hasta que encuentres la posición donde te encuentres más cómodo.

 

  • Relaja los hombros. No deben estar redondeados hacia alante ni forzados hacia atrás. Mantén la espalda recta y los hombros en su posición neutral.

Ergonomía basada en el diseño

Silla Job con cabezal y brazos regulables, mecanismo syncro y sistema Up&Down.

Nuestras sillas están diseñadas específicamente para conseguir la mayor ergonomía posible. Sabemos que este tipo de sillas están destinadas a un uso intensivo, habitualmente en un horario de oficina, por lo que es imprescindible que la silla se mantenga cómoda a lo largo de la jornada.

En nuestras sillas más económicas tenemos el sistema de contacto permanente, el cuál acompaña tu espalda en todo momento. Podemos ajustar la dureza del mecanismo para que ofrezca mayor o menor resistencia.

En nuestros modelos superiores (como la Job de la foto) incorporamos el mecanismo Syncro, un mecanismo más avanzado que permite ajustar la posición del respaldo junto con la del asiento en 4 posiciones diferentes, lo que nos permite encontrar la posición más cómoda para nosotros.

Recuerda que si trabajas sentado es importante invertir en una buena silla de escritorio, ya que es nuestra salud lo que estamos poniendo en juego.

Si necesitas una silla de escritorio pero no sabes cuál es el modelo adecuado para ti, en La Silla de Claudia te asesoramos sin ningún tipo de compromiso. Escríbenos a nuestro WhatsApp en el número 663 302 906 o escríbenos un mail a info@lasilladeclaudia.es.

 

Claudia
¿Necesitas ayuda? No seas tímid@ y escríbenos un WhatsApp. ¡Te ayudamos!